Después de largos seis años sin sacar un disco, vuelve la banda de Chicago a través de Cuneiform Records con su más reciente disco completo, Putting Off Death. Hace ya más de treinta años que esta veterana banda estadounidense ha estado reinventándose cada disco y haciendo cada uno de ellos una joyita del avant garde rockanrolero, así que vale la pena checar su nuevo material.

Siendo un seguidor relativamente reciente, cuando escuche por primera vez de esta banda en el primer volúmen de los documentales Romantic Warriors, donde mostraban a los miembros fundadores Jeff Libersher y Thymme Jones hablando de la evolución de su música y de como tratan de llevar el estandarte del rock progresivo hacia adelante, siempre incorporando nuevas tendencias para ser un reflejo de la evolución musical del rock más audaz decidí darles una escuchada a su disco más reciente, el Fear Draws Misfortune (2009). Vaya sorpresa me lleve. Si bien ya para el 2009 no eran una banda nueva, su música si reflejaba ese espíritu que uno busca oír en las bandas progresivas nuevas; nunca ser una mímica de las bandas de la época dorada, si no usar el bagaje e influencias de 50 años de música popular y plasmarlas en un contexto progresivo.

Fue una larga espera desde su último disco pero no permanecieron en silencio durante estos años. Sacaron para sus fans un servicio de suscripción mensual donde la banda sacaba canciones y videos a cambio de un pago mensual. Fuera de unas cuantas canciones que publicaban para el publico en general, les perdí la pista ya que no me gusta consumir música de esa forma, prefiero un disco completo para disfrutar.

Thymme y Libersher se hicieron acompañar esta vez de 12 músicos, algunos ya regulares en la formación de la banda, para entregar 7 cortes en su nuevo disco. Como cada disco de los Cheer-Accident, los ingredientes musicales son los mismos pero los han vuelto a mezclar de tal manera que  siguen sonando frescos y propositivos. Quizás inclinándose esta vez más a arreglos más poperos y psicodelicos que en pasajes instrumentales más complicados como en sus últimos dos discos. Aún permanecen los momentos de experimentación y de avant garde pero rodeados esta vez de mucha más melodía y buen gusto musical. Habrá que seguir escuchando para que los detalles y genialidades de este nuevo disco empiecen a revelarse a los oídos. Por lo pronto Cheer-Accident esta de vuelta y con un buen disco, bueno para los seguidores y creo que también como un buen punto de inicio a quienes no conocen a esta banda.

Cheer-Accident son:

– Jeff Libersher / Guitarra, trompeta, voz, teclados
– Dante Kester / Bajo, teclados                                                     – Thymme Jones / Bateria, trompeta, teclados, guitarras                             – Carmen Armillas / Voz

With:
– Mike Hagedorn / Trombón
– Teria Gartelos / Voz
– Sacha Mullin / Voz
– Cory Bengtsen / Saxofón
– Beth Yates / Flauta
– Julie Pomerleau / Violín
– Joan Morrone / Corno francés
– Ross Feller / Saxofón
– Rob Pleshar / Tuba
– Todd Fackler / Tuba

Advertisements