Corima, banda estadounidense, que en el 2012 sorprendió a los fanáticos del Zeuhl con su álbum Quetzalcoatl, lanzaron en 2016 a través del sello Soleil Zeuhl su tercer disco, Amaterasu.

Esta nueva entrega ve a la banda alejarse un poco del sonido de Magma o de la banda japonesa Kōenji Hyakkei para explorar más en el campo del jazz rock, así como lo muestran en la pieza que abre el disco Tsukutomi. En Tsukutomi la banda deja de lado las voces para que sea la destreza y ejecución musical en sus instrumentos la que lleve la batuta de esta pieza que se divide en tres partes a lo largo de sus cerca de 18 minutos de duración.

Para la segunda pieza, Amaterasu, la banda regresa al sonido zehulero. Durante sus seis movimientos la banda va creando intensidad y energía desde la intro con piano hasta el caótico final. Para deleite del fan del zeuhl para esta pieza regresan las voces, el fender rhodes, la batería enérgica y ritmos frenéticos. Masterizado por el genio de la consola israelí, Udi Koomran, la banda suena potente en esta producción

Tras 4 años de espera desde su último material de estudio, Corima vuelve a colocarse en la cima como uno de los mejores exponentes del Zeuhl.

Corima es:

Andrea Calderón – Violín, Voz
Paco Casanova – Teclados, Voz
Patrick Shiroishi – Saxofón, Guitarra, Voz
Ryan Kamiyamazaki – Bajo
Sergio Sanchez Ravelo – Batería

Links relevantes:

Advertisements